Més de trenta anys treballant per la Cultura en general, la Valenciana i especialment la de Paterna.



martes, 28 de junio de 2016

EXCURSIÓN A ALCOY, por Félix Garrido

Hacía pocas horas que los "atenienses" nos habíamos reunido con motivo de  la cena  de la entrega de premios del XV CERTAMEN LITERARIO ATENEO CULTURAL PATERNA 2016, y de nuevo nos citábamos en la explanada del cohetódromo para disfrutar de la excursión programada a Alcoy. Lo atractivo de las propuestas y su precio hizo que se llenara  el autobús,  excusas  para  compartir de nuevo  cultura y mesa entre amigos. 

Un alto en el camino para cumplir con la “sagrada” costumbre del "esmorzar" y tras degustar ensaladas y bocadillos, salimos hacia la ciudad de “los tres ríos y la ciudad de los puentes”.
Por la soledad que mostraba la céntrica plaza de España, no sabemos si los 59.567 habitantes que pueblan Alcoy estaban aún despertándose o que las visitas de los domingos las  reciben más tarde. Sin bajar del autobús, la guía nos fue mostrando una panorámica de la “capital de la Hoya de Alcoy”. Nos dejó a las puertas del Refugio Cervantes, un recinto que sirvió de escondite durante la guerra ante los ataque antiaéreos. Vimos una exposición de antiguas armas y objetos militares de la época y en pantalla interactiva nos mostraron  fotografías  y testimonios de personas que vivieron aquellos momentos.
Nos desplazamos al “Museu Alcoyà de la Festa” un museo que utiliza las más avanzadas tecnologías para su exposición y que ocupa entresuelo y tres plantas. Supone la aportación más vanguardista de la Asociación de San Jorge al mantenimiento vivo de las tradiciones y de las esencias de la Fiesta de Moros y Cristianos. Unas fiestas en honor a San Jorge , patrón de la ciudad , declaradas de interés turístico internacional. Tienen su origen en la versión mítica de la Batalla de Alcoy ocurrida en 1276 y que habría enfrentado a los habitantes de Alcoy con las tropas del Caudillo musulmán Al-azraq. Cuenta la tradición que en el momento clave de la batalla apareció la figura de San Jorge a lomos de un caballo sobre las murallas de la ciudad y que su figura decidió el resultado de la Batalla. 



Visitamos la Iglesia arciprestal de Santa María de Alcoy,  que aunque fue construida en el siglo XVIII, se demolió el año 1937 perdiendo el patrimonio pictórico de sus muros. El 19 de mayo de 1955 se bendice la iglesia actual, rehecha sobre el solar donde se levantaba el antiguo templo, imitando su fisonomía original y usando los restos de planta de la anterior.


Nos trasladamos al céntrico restaurante Savoy, para degustar unos  entrantes y su típica “Olleta Alcoyana”. Tras  los postres y el café, nos dirigimos al empinado y sinuoso Parc natural del Carrascar de la Font Roja, un parque considerado uno de los espacios naturales mejor conservados del territorio valenciano. Por el fresco reinante  no es de extrañar que durante el siglo XVIII fuera explotado allí el comercio de la nieve, que jugaría un importante papel al nacimiento de la industria heladera. En su cima avistamos unas bonitas panorámicas así como el emplazamiento del  santuario de la Fuente Roja y la Cueva Helada que al estar cerradas no pudimos entrar.
Las verdes arboladas y las notas de unos románticos boleros, facilitaron el sosiego y acortaron el trayecto. Cercanos ya a Paterna, al poble del meu cor!,  Aurelio, además de informar que sería Cartagena la opción que habíamos elegido como destino del próximo viaje de Otoño, los días 7-8 y 9 de Octubre, rogaba a Maite que como despedida, entonara el himno a Paterna, “que és la millor manera de demostrar-li amor".
                                                                                                     Félix Garrido Gil.